Eventos Especiales TV:
  • Transmisión de peleas en directo desde los mejores coliseos de gallos del mundo
  • suscríbase pronto aquí
Ingresa al portal
  • Para recibir boletines informativos, ofertas, novedades y demás relacionados a los gallos de pelea
Contacto:
Email: ricardo_cordova@hotmail.com
Celular: (511) 99780-3557


www.gallosperuanos.com
Artículos

La Temperatura y su efecto en el gallo de Combate
Por: Carlos Cogorno Ventura

Carlos Cogorno Ventura
http://www.gallosperuanos.com/ 

La temperatura y su efecto en el Gallo de combate

El rango de temperatura normal aceptada por las aves de pelea sin causarles stress, varía de 13ºC a 28ºC.(Sarria, et al). Los cual también será influenciado por el grado de humedad en el ambiente, pues a mayor temperatura y humedad, el gallo tendrá mayor dificultad para eliminar excedentes de calor y así regular su temperatura interna, a través del vapor caliente que elimina en el proceso de expiración durante la respiración y el ingreso de aire con menor temperatura durante la inspiración. En lugares con altas temperaturas, el mecanismo es más eficiente, si existe menor grado de humedad, pues ello facilita la eliminación del excesivo calor interno y el ingreso de aire con menor temperatura; tomando en cuenta que el mecanismo de regulación del calor en las aves, es en gran medida a través de la respiración. Otro mecanismo es a través de la humedad excretadas en las heces y en menor proporción, a través de la piel.

El frío afecta a los gallos; ello, lo confirma Manuel Raijkovic criador experimentado en gallos de pelea a navaja peruana, cuando comenta: "...Durante días fríos, los gallos ""terciaditos""(más pequeños; teniendo en cuenta que el peso promedio del gallo navajero peruano es alrededor de 9 libras) son los que mejor se acomodan, y topan mejor en el frío de Agosto; los grandes déjalos para después de Setiembre que suba la temperatura. La hora en que se realiza la pelea, no la he considerado (aspecto que sí considera Federico Calmet). Con el frío veo claramente que el gallo terciadito se mueve más, el gallo grande no se mueve. Cuando voy a jugar un gallo, antes le toco la pata; si el gallo lo siento que tiembla, o está frío, lo separo y no pelea ese día..." añade Roberto Balbuena "...Cuando filmaba, aveces habían 100 peleas; entonces, cuando empezaba a sentir frío, las peleas empezaban a bajar de intensidad y habían tablas y peleas malas; también en Chile, el día que había frío, todas las peleas eran tablas y la mayoría eran peleas malas, pues allá son gallos fuertes entonces entran tablas. Si calentaba un poco el ambiente, las peleas mejoraban; el frío afecta a los gallos, mas no el calor; al contrario, el calor beneficia a los gallos..." Criadores acuciosos dentro de la afición a navaja, como M. Raijkovic, F. Calmet, Aurelio González-Vigil y otros criadores más, consideran importante observar la "actitud del animal", desde la etapa de preparación, en el criadero el día de la pelea y sobre todo, durante la misma pelea, "el gallo desde que se suelta en el ruedo, debe estar en pelea..."(alerta y vigilante cada instante buscando el momento propicio para atacar o defenderse con ventaja).

Luis Antonio Hudtwalcker, observa: "... y de ahí, la parte importante después de la coteja, pienso que es la calzada. Es la parte de cómo tienes tú el animal en el coliseo hasta el momento de la pelea; porque puede ser que en el sorteo del orden de peleas, un día que se lleven a cabo 60 peleas, te tocará jugar a la una o dos de la mañana; por experiencia, he observado que los animales cuando mantienen mejor su temperatura de combate, hasta el momento del mismo, desarrollan mejor en los primeros segundos su pelea. Lo que quiero decir con esto, es que si tienes un animal en el casillero frío, hasta las dos o tres de la mañana, ya no tiene energía que producir, porque consumió la energía que disponía por el alimento que se le dio el día anterior y a parte, está respirando mayor humedad y frío; lo que sucederá es que al momento de la pelea, el gallo está frío. Es como un auto que lo arrancas por la mañana y le quieres meter primera, entonces el automóvil te va a funcionar frío y en ese lapso, pasan dos o tres minutos o treinta segundos que demora la temperatura del gallo en llegar a su nivel adecuado y luego, te encontrarás que lo mataron en el camino, lo adelantaron o lo bajaron. Para esto, desde este año nosotros llevamos los gallos al coliseo y los mantenemos en sus maletas en un piso de papel periódico abrigados. Unos quince o veinte minutos antes de la pelea, saco al animal, lo llevo a un casillero para despertarlo, pero siempre controlando que la temperatura del cuerpo esté caliente y el lugar esté a temperatura adecuada. Gracias a eso, han mejorado mucho los animales en pelea y estamos cosechando más éxitos, porque vamos corrigiendo esos detalles dentro del coliseo, antes del combate. La recuperación de nuestro bajo rendimiento durante las temporadas anteriores, se han debido en parte a ello y otra parte al manejo dentro del corral. Nosotros ahora transportamos los animales a Chaclacayo, 10 o 15 días, recibiendo sol a tiempo completo, tú sabes que en Chaclacayo hay sol todos los días. Luego, los animales se les tusa y tengo 20 paseaderos acondicionados para que estén todo el día. Secan su pluma y llegan a Lima, hacen su trabajo y cuando están para terminar la preparación, nuevamente regresan a Chaclacayo y pasan una aclimatación de 10 a 15 días, antes de venir aquí y luego unos días para ir al coliseo. El sol les ha dado a estos animales, lo que necesitan. Generalmente mi sangre es caribeña y ese manejo aunque no lo creas, es benéfico. Ellos pueden ser nietos de gallos dominicanos o puertorriqueños, pero siguen sufriendo las inclemencias de temperatura y te lo digo porque voy por ejemplo a Iquitos(selva), voy a Tarapoto, y juegan muy bien los gallos , pues es un ambiente familiar para ellos. Y es tan genética la causa, que he podido observar por ejemplo los gallos que vienen de España, con gallos de Joaquín Sánchez, acostumbrados a temperaturas con un abismo de por medio, que baja a cero grados y sube hasta 37ºC o 38ºC, observas que esos animales cuando vienen a Lima y los pones a padrear con gallinas puertorriqueñas por ejemplo en tiempo de Invierno, observas que el gallo está cómodamente con las alas extendidas recibiendo la garúa, mientras que las gallinas, se encuentran juntas en un rinconcito buscando cobijo, así sean nietas de los importados. Pero son líneas puertorriqueñas y están buscando un cobijo. Entonces, el gallo criollo aclimatado en el Perú, cruzados con españoles o puertorriqueños, dándoles un aire de gallos españolados o caribeños, en el cruce, los beneficias, sutilmente y están más adaptados al clima. Luego en crías como la mía, con animales de tipo caribeño, tienen que ir adaptándose por cuestión de temperatura..."


Diseño Web y Desarrollo Web: Traza