Eventos Especiales TV:
  • Transmisión de peleas en directo desde los mejores coliseos de gallos del mundo
  • suscríbase pronto aquí
Ingresa al portal
  • Para recibir boletines informativos, ofertas, novedades y demás relacionados a los gallos de pelea
Contacto:
Email: ricardo_cordova@hotmail.com
Celular: (511) 99780-3557


www.gallosperuanos.com
Artículos

Manera de calzar o armar gallos de pelea de a pico II
Por: Carlos Cogorno Ventura

Carlos Cogorno Ventura
http://www.gallosperuanos.com/ 

Manera de calzar o armar gallos (II)

También fue reduciendo el espesor del esparadrapo, pudiendo utilizar como reemplazo algunos otros tipos de cinta adhesiva plástica más livianas, que no ceden al templado; excepto, las cintas aislantes empleadas en trabajos de electricidad (gutapercha) cuyo inconveniente, es que después del templado en la pata, tiende a regresar al estado inicial, produciendo sobre templado en la pata ocasionando, “maneo” en la misma, de no tomarlo en cuenta. Ahora es común ver calzar armas con pegamentos sintéticos derretidos al fuego de rápido efecto o cerote (los hay de diversa calidad); que es una resina generalmente natural; ayuda a fijar con gran seguridad, previo calentamiento y derretido sobre el casquillo de la espuela y/o la “patapioja”; debiendo quedar ambas fuertemente adheridas. Requiere sólo 30 centímetros de cinta, para asegurar la espuela a la base; a parte de otros treinta centímetros para asegurar la “patapioja” a la pata del gallo, previo recubrimiento con la propia cinta, con una o dos vueltas, también sobre la espuela cortada del gallo. Para despegarlas, también requerirán ser calentadas con fuego, destemplando en ocasiones el pegamento que une la espuela con su casquillo. La “patapioja”, queda fija sobre la pata y a la vez cómoda. No es recomendable usar aquellas con la parte longitudinal del cono abiertas pues durante el combate con las patadas del gallo, tienden a cerrar la abertura, estrangulando la espuela recortada del gallo y separando la corteza del hueso, produciendo hemorragias y dolor en cada patada, perdiendo el poder conforme avanza la pelea. Hay aficionados, que utilizan con frecuencia una sola pieza que sirve de “patapioja” y base de la espuela unidas de una lámina para fijar la espina, y así también reducen el peso del arma en las patas. Los criterios para elegir espuelas con las que deberá combatir el gallo, son diversos; generalmente, eligen espuelas cortas para gallos que sólo tiran a la cabeza o gallos que juegan pegados al adversario; es decir, sin distancia. Espuelas medianas aquellos que tiran entre la base del cuello, y la cabeza. Medianas a largas, para aquellos que jalan principalmente al cuerpo y a la base. Espuelas largas para gallos que tiran a las costillas o con buena entrada en revuelos que buscan una rápida definición; también si pelean a distancia; aunque de ahondarse la pelea, su longitud, puede ser un estorbo. Los gallos de poder y que cierran bien las patas, deben usar espuelas cortas; mientras que gallos que abren y separan las patas, pueden acomodarse mejor con espuelas largas. Espuelas cortas, permiten mayor potencia y presión en las patadas, permitiendo penetren mejor las mismas, en el oponente. Espuelas largas, son adversas contra rivales mañosos o pegados; aunque muchos las utilizan al buscar el tiro de suerte definitorio en gallos mediocres. Espuelas rectas, para el gallo que tira a la cabeza; o de la base del cuello a la cabeza, con cierta curvatura. Espuelas de mayor curvatura, para gallos que tiran al cuerpo o a los que poseen buena entrada, o aquellos que tiran de afuera. Tratar que la punta de la espuela no vaya más arriba en línea horizontal con la mitad de la caña de la pata. Evitar que estén a la altura del codo pues los gallos pierden acierto en la honda. Con espuelas largas, el punto, puede estar hacia afuera en ambas patas. Espuelas medianas, al centro en ambas patas, o ligeramente abierto en la espuela de la pata derecha. Espuelas cortas, ambas, el punto en el centro o ligeramente hacia adentro si el gallo juega pegado. Confirma y añade al respecto, Enrique Tello “...si es un gallo de pleito corto, pegado, es defensivo, de empuje, le corresponde arma corta, porque él para levantar las patas tiene muy poco espacio para hacerlo; acá en el Perú les ponen armas largas a ellos, porque puede ser que en el pase de entrada, sean eficientes; pero después se anulan, porque por su forma de patear es levantando las dos patas en conjunto y cerrándolas inmediatamente, lo cual si tiene un arma larga, él tendría que abrir las patas muy fuertes para poderlas cerrar; o si las llega a abrir, no penetra el cacho, porque ya no tiene fuerza para hundirlas; entonces a esos gallos, se les pone estacas media, de acuerdo al tamaño de la pata, que nunca debe exceder en términos generales, de la mitad del centro del cacho, hacia la punta del nudo. Es la caña la que manda. Casi siempre el animal que pelea en esas condiciones como pelea mucho el gallo chileno que pelea arriba, es un arma recta, y gruesa, porque el animal es un poco macero es decir, tira mazasos...” añade Tello: “...es el gallo que pelea con espuelita corta porque pelean pegando de la garganta hacia la cabeza y a medida que se ahonda la pelea, pegan sólo a la cabeza. El gallo de espuela media semi curva, que es un gallo que pelea pegando de los hombros hacia el cuello. Y el gallo de espuela larga es un gallo de alas muy largas, sostenido en el vuelo y mucha velocidad de regreso y que patea y revuela por cualquier parte del cuerpo, entonces casi siempre son costilleros, lomeros y son el típico jala pluma de espuela larga; se junta, pega una mordida y cierra las patas y pega una mordida que por más cortas o largas que tiene las patas, posee la habilidad de hacer el 99.9% de su pelea, con la sustentación de las alas; osea, un gallo de espuela larga puede estar magníficamente correteado, magníficamente preparado, lo que decimos acá en Lima, “ese gallo se costalea, no sirve”, los malos somos nosotros que no supimos darle las alas...” y añade: “...el arma corta, casi siempre está dentro de los gallos orientales; el arma media, está entre el Español, Inglés y sus mixturas con algo de oriental y por el lado de la espuela larga, casi siempre es el tipo de gallo que se ha estabilizado en Estados Unidos que es una mixtura de razas...” resume Tello: “...generalmente, le han dado a Picapiedra un FAL y se va a matar él mismo; ahí debes darle una honda y mata, pues no está preparado para usar esas armas largas...” Con espuelas medianas o largas, si el punto está hacia adentro, el gallo puede clavarse a sí mismo en la zona de la cabeza. También suelen clavarse los gallos que en el instante de la patada, no sueltan la mordida que los sujeta con el pico al oponente. Luis y Víctor Gutiérrez, comentan lo siguiente: “...hay distintas opiniones que explican porqué un gallo se clava solo. Una de ellas, es que se le armó las espuelas con el punto hacia adentro. Otros dicen que las espuelas son muy grandes. Para mí son casualidades. Otros dicen que no sueltan la mordida a la hora de la patada. “Pienso que ello depende de la forma defectuosa cómo patea el gallo. Hay gallos que se matan solos por ello. Puede ser la inclinación de las espuelas que no es adecuada. Antes cuando se jugaban con espuelas naturales, nunca se clavaban. Aunque el aficionado iba poco a poco formando las espuelas naturales dentro del mismo gallo. Observa un cacho que haya crecido como sea, la punta va dirigida al canal es decir, que deben meter punta en esa dirección. Aunque un gallo muy acertado así lo armes con la punta hacia abajo, también puede matar. Aunque por esos defectos, pierden acierto...”


Diseño Web y Desarrollo Web: Traza